lunes, junio 24, 2013

Los Boicoteables presentan: Unefon


¡Ya llegó, ya está aquí! la tan abandonada pero al mismo tiempo gustada sección de Los Boicoteables. Pensaba retomarla con alguna otra empresa de esas abusivas que agarran de su puerquito a la banda de una manera extremadamente ofensiva, peyorativa e insultante...y el sábado encontré la mejor oportunidad para ello. Por eso le toca pasar a sentarse en el banquillo de los acusados (que tiene una estaca de caoba de 30 centímetros justo enmedio, para que se acomode a gusto) a Unefon.

No sé -y francamente me importa dos kilos de jugosa y venosa verga- si Unefon realmente cumple con toda la mierda que cacarea: que si cobertura hasta Timbuktú, que si la tarifa más baja, que si te vende celulares a muy buen precio aunque sean porquerías chinas. Simplemente, lo que hicieron con el Mapping en el Monumento a la Revolución el sábado 22 de junio fue una total y absoluta ojetada.

Pero vamos por partes: ¿qué es un mapping? ah, pues en otros países donde sí se tiene respeto por las artes visuales y sobre todo por la ciudadanía, se trata de esto:





En México...es esto:





Pongo como ejemplo el que realizó Rotoplas en el mismo Monumento a la Revolución durante el mes de marzo para señalar lo siguiente:

A) Dicho edificio no es una buena opción para este tipo de proyecciones por mera lógica: tiene un enorme hueco al centro. ¿Qué tanto se puede proyectar ahí en realidad? ¿qué tanto puede el público asistente apreciar y disfrutar?

B) Aún así, los de Rotoplas le metieron una producción, digamos, decente: fuentes saltarinas y una proyección creativa referente al Día Internacional del Agua hicieron que los espectadores les aplaudieran e incluso corearan el nombre de la marca al terminar el espectáculo. Particularmente, se me hace de la verga que este tipo de eventos tengan patrocinadores; pero entiendo, la vendimia es la vendimia y si se va a hacer, está chido que al menos sea de una manera creativa que atrape la atención del target. Además, siguiendo la temática, tiene cierta lógica que Rotoplas se haya colgado de ahí.

Ahora, pongamos atención a lo sucedido ayer:

El evento estaba programado para comenzar a las 19:00 . Poco antes de las 20:00 apenas había una proyección fija con trama cuadriculada (como la de un tablero de ajedrez) sobre la superficie del monumento, el cual estaba precedido por una estructura de tamaño considerable con el logo de Unefon. Patrocinadores, pensamos mis compañeros y yo; se apreciaba algo así:




¿Por qué había un número 200 sobre el muro? Después de veinte minutos con esas tres cifras a la vista, cambió abruptamente a 172; era una cuenta regresiva, obviamente. Pero no medía el tiempo. La frase que salió del altavoz anunciando que "faltaba cada vez menos para cambiar la telefonía en México" despertó en mi la curiosidad suficiente para irme a dar el roll por todo el lugar, hasta que llegué a una reja tras la cual estaba el ya mencionado comercialote de Unefon, y gente tomándose fotos con cara de "oh yes, ¡soy triunfador!". El contador siguió bajando lentamente, hasta que, a las 21:45 aproximadamente, llegó el gran momento. La espera había terminado, el número cero se proyectaba sobre el muro, y entonces sucedió: el insulto al intelecto y la total falta de respeto por el tiempo de las personas. Vean nada más qué grandísima mamada:





¡Y esa fue toda su gracia! Es totalmente inadmisible e inapropiado tener a la gente durante tres horas bajo una lluvia intermitente, medio echando desmadre para quitarse el frío (creo que lo más cagado fue un güey drogado que andaba bailando semidesnudo, pero como a la media hora dejó de ser divertido) y esperando ver un espectáculo de calidad, para ser infamemente decepcionada con la sosa activación de una compañía celular mediocre. Después habría un set con DJ Kay, del colectivo No Somos Machos Pero Somos Muchos, aunque honestamente ya no supe si fue así porque preferí ir a una cantina a tomar una cerveza y pasar el mal sabor de boca.

Ojalá a más de uno de los conformistas que se quedaron ahí (o peor aún, compraron algo) le caiga el veinte, porque mientras la gente siga permitiendo esto, consumiendo chingaderas y resignándose bajo la consigna de "pues fue gratis, ¿qué querías?" las empresas van a seguir tratándola con la punta del pie. Es por eso que en esta ocasión, y con sobrados méritos, Unefon se ha hecho acreedora al galardón que este blog otorga a los ojetes como ellos: el Raspupito Award; espero sinceramente que se le atore en el ano al señor Ricardo Salinas Pliego hasta llegar al punto del prolapso, por pasado de verga, por tratar como imbéciles a los incautos que compran su basura, por contribuir a que la gente desarrolle esa penosa capacidad de aceptar gustosa que le den mierda cuando y del modo en se la quieran dar.







Now Playing: Under the wood of the world tree - Seiji Yokoyama


Saludos Enfermos.


4 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

cintya dijo...

Cha-le...

Daniel Mendez dijo...

Así de mierda estuvo, guapa.


Saludos Enfermos.

Master of Doom dijo...

FUUUUUUUUUUUUUCK!!! sigan aceptando crapulencias.

Daniel Mendez dijo...

Exactamente mi estimado, estas son las consecuencias. Por lo que a mi respecta, no vuelvo a ir a esas mierdas si a) son en el Monumento a la Revolución y b) tienen patrocinio.


Saludos Enfermos.