viernes, noviembre 14, 2014

Los Boicoteables presentan: Crunch, by Nestlé


Hacía mucho tiempo que no retomaba esta hermosa sección de Los Boicoteables; no tanto porque no hubiera hijoputadas nuevas flotando por ahí, sino por falta de tiempo y porque mi inspiración para escribir ha andado ocupada en otros temas. Como sea, esta sección vuelve a las andadas, ¡y con qué caso! Ni más ni menos que el de Crunch, la marca propiedad de Nestlé que se encarga de deleitar el paladar de los tragones con (relativamente) deliciosos chocolates.

Por si se lo perdieron y si a estas alturas aún no saben de qué va la cosa, el chisme está en que durante el fin de semana pasado el community manager encargado de su cuenta en Twitter cometió el garrafal error de publicar esto:



La indignación del público en general, consumidores o no de la marca, se hizo sentir casi enseguida. Crunch intentó curarse en salud argumentando que "alguien había hackeado su cuenta y harían lo posible porque eso no volviera a suceder". Sin embargo, yo me imaginé algo más o menos así:


-Community manager pendejo (a su bolita de amigos igual de lelos que él): Goooeeeeeiiii, ¡se me acaba de ocurrir un boom, goeeeeeiiiii! ¿Y si pongo que a los de Ayotzinapa les dieron Crunch? ¿Entendiste goooeeeeiiii? ¡Crunch! !Va a ser un éxito goooooeeeeeiiiiii! Ajió, ajió.

-Amigos lelos: ¡Siiiii goooeeeeeeiiiiii! A huevo que va a pegar, ponlooo goooeeeeeiiiiii!

-Community manager pendejo: Ya está goooeeeeiiiiii...


¡Y mocos! Que la caga durísimo el chavo, goooooeeeeeiiiiii.

Dudo mucho, francamente, que el tipo lo haya hecho con maldad; el humor negro es un recurso válido, pero hay que saber cuándo aplicarlo y cuándo irse por la derecha. Este pendejo no supo distinguir el momento, se hizo el chistosito y lastimó la de por sí madreadísima sensibilidad de la mayoría del pueblo mexicano (hay que recordar que nunca falta el pendejo que piensa que los normalistas se merecían lo que les pasó). Frente al alud de mentadas de madre que se le vino encima, Crunch sacó un pretexto que nadie con dos dedos de frente se creyó y, al ver que no funcionó, entonces sí ofrecieron disculpas.

Luego entonces, cometieron dos cagazones garrafales: la del community manager (que a estas alturas debe estar en su casita sin chamba), y la de la propia marca al querer vernos la cara de pendejos escondiendo la mano después de arrojar la piedra. Es por eso, queridos lectores, que los invito amablemente a no comprar absolutamente ningún producto no solo de Crunch, sino de Nestlé en general. Y como este blog SI es socialmente responsable, les hago el favor completo compartiéndoles íntegra la lista de chingaderas a boicotear, recién sacada del website de Nestlé:


Pureza Vital



Santa María



Perrier



S. Pellegrino



Purina (que incluye Dog Chow, Beneful, ProPlan, One, y Cat Chow)



Nescafé



Dolce Gusto



Nesquik



Crunch (y su estúpido community manager)



Nestea



Nespresso



Morelia Presidencial



Cerevita



Trix



Lucky Charms



Cookie Crisp



Cini Minis



Fitness



Clusters



Basic 4



Cheerios (en todas sus presentaciones)



Gold



Corn Flakes (No confundir con los de Kellog's, aunque también son una mierda, jajaja)



Carlos V



Abuelita



Larín



Gold



Almon Ris



Tin Larín



Kit Kat



Seducción



Maggi



Consomate



Rosa Blanca



Crosse & Blackwell



Toda la gama de helados de estos cabrones



Nido



La Lechera



Carnation Clavel



Media Crema



Svelty



Gerber



Nestum



Chamyto



Chiquitín (me dan lástima estos tipos)



Griego (que no le llega ni a los talones a Oikos)



Gastro Protect



Acticol




Como complemento, pueden firmar una iniciativa que anda por ahí dando vueltas, mediante la cual se le exige a Crunch que, si sus disculpas y arrepentimientos son verdaderos, coloquen en las envolturas de todos sus productos la fotografía de una persona desaparecida para ayudar a encontrarla. La petición está teniendo buena aceptación, y la encuentran en este link.

Sin embargo, no creo que hacer un gasto mayor en producción sea suficiente castigo para estos cabrones. Hay que pegarles por todos lados: denles unfollow en Twitter, ábranlos a la chingada de Facebook y, sobre todo, ¡a pegarles en la bolsa! no les consuman, que sientan el rigor, que se den cuenta de que nos subestimaron al pensar que nos iba a parecer graciosa su pendejada, y más al creer que nos íbamos a tragar esa mierda de que "los hackearon". Mejor que hackeen esta:


La ñonga de Rasputín, nuevamente haciendo de las suyas.


Porque, como ya es tradición en este blog, a todos los culeritos como ellos les brindamos el premio a la ignominia, el galardón mayor, fruto del esfuerzo realizado al hacer sus chingaderas. Tengan su riata de Rasputín, para que le embarren chocolate (sí, de ese que ya no les vamos a comprar) y le den Crunch.




Now Playing: Katatonic - Los Dynamite


Saludos Enfermos.


6 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

la MaLquEridA dijo...

Afortunadamente no compro ningún producto de esos, así que no hay problema.

Lo que no me gusta es que les digan "ayotzinapos" lo encuentro muy despectivo. Lo oí en un noticiero y me pareció de muy mal gusto. Puede que ese sea su gentilicio pero no me gusta.


Saludos

Daniel Mendez dijo...

Qué bueno que no le consumes a esta marca. y ¿sabes? creo que tienes razón; no es su gentilicio, y dde hecho tampoco lo considero ofensivo, por eso lo usé. Sin embargo, puede prestarse a malas interpretaciones. Lo voy a cambiar :-)

cintya dijo...

Ya tenía tanto tiempo que no pasaba por acá que había olvidado que pinche fea está esa ñonga... jajaja

Daniel Mendez dijo...

JAJAJAJA Cintya, ¡ahora sí te la volaste! Quién sabe si se pueda considerar fea, pero lo que sí tiene es que está del tamaño de mi antebrazo.

Anónimo dijo...

Sabias que algunos de los productos que pusiste en tu lista ya no pertenecen a Nestlé? Al menos los lácteos ni lo que es para condimentar. Esas franquicias solo llevan el nombre de la marca. Y todo se sigue vendiendo como pan caliente.

Daniel Mendez dijo...

Hola Anónimo, no tengo conocimiento de eso; cuando armé este post saqué todos los productos del website de Nestlé, Y sí, lamentablemente la conciencia social en este país va de la mano con la corta memoria que tenemos; ojalá este tipo de situaciones se vieran más como lo que son, que como una moda para medio hacerla de pedo.


Saludos.