miércoles, agosto 09, 2017

Museo del Automóvil de la Ciudad de México: un viaje motorizado en el tiempo


El Museo del Automóvil de la Ciudad de México es el sueño húmedo de cualquier amante de los motores.

Hilda y yo lo visitamos un viernes, y nos sorprendió sobremanera encontrarlo prácticamente desierto pese a que llegamos a eso de las 2 de la tarde; de hecho, salvo por algunos visitantes que nos hicieron compañía esporádicamente, tuvimos el museo para nosotros solos.

Pese a que el espacio donde se aloja es enorme, al parecer no es suficiente para la magnífica colección de 115 automóviles que alberga. Los autos están apilados uno junto al otro en dos rectángulos, uno dentro del otro, y si bien esto no permite apreciar todos los detalles de cada uno, hace que el ambiente que se vive dentro del lugar sea el de un auténtico garage.




El mural El hombre y su transportación, de la autoría del artista plástico Francisco Messeguer, enmarca a la perfección toda la historia —más o menos desde principios del siglo XX hasta aproximadamente el 2003— contenida entre un calor que no es el de los motores andando, pero se antoja imaginar que es así; algún olor a aceite proveniente del fondo, donde el señor Jerónimo, a quien es un gusto ver dando mantenimiento a los autos con tanto cariño, quizá está haciendo reparaciones a alguna importante pieza de la colección, y sobre todo, las ganas de poder montarse en alguna de ellas y salir a recorrer la ciudad.

Por otra parte...¿por qué elegir uno, si puedes escoger diez?

Mientras yo terminaba de tomar las mejores fotos posibles para hacer justicia a la belleza de estas máquinas, Hilda se encontró con Gerardo Aguerrebere Gálvez, encargado del museo; después de presentarnos, platicamos con él y nos dio su Top10 de los automóviles más sobresalientes de la colección. ¿Están listos para conocerlos?


Cadillac Eldorado Brougham — 1957, General Motors Co., USA.

Una bestia de edición limitada, hecha a mano, con toldo elaborado completamente en acero. El diseño de Ed Glowacke se mantiene vigente, siempre como un referente de elegancia y distinción.




Lincoln Continental — 1941, Ford Motor Co., USA.

Belleza que, durante años, fue algo así como "el auto oficial de los presidentes de los Estados Unidos".




Volkswagen Sedan — 2003, Volkswagen, Alemania.

El penúltimo modelo fabricado en México del entrañable vochito. Desde 1996, México fue el único país que continuó fabricándolo, así que tuvo el placer de enviar a Wolfsburg, Alemania, el último ejemplar para darle el lugar de honor en el museo de la marca. De esta última edición se produjeron solamente 3,000 unidades, en dos colores: azul acuario y beige, que manifiestan la nostalgia por "El mejor auto del siglo XX". Por cierto, Gerardo nos explicó que la línea en el cofre que une el logo de VW con el escudo de la ciudad de Wolfsburg representa el camino que este histórico automóvil siguió desde sus orígenes hasta la fama mundial.




Volkswagen Sedan — 1969, Volkswagen, Alemania

Meses antes de comenzar el Mundial de Fútbol México 1970, este vehículo fue enviado a Europa como Embajador de la Buena Voluntad; de esta forma, México mostró fraternidad a los países convocados a dicha justa deportiva. Es considerado una obra de arte moderno, pues fue construido por artesanos mexicanos en una de las fábricas de nuestro país. Uno de estos ejemplares se encuentra en el Volkswagen Auto Museum de Wolfsburg; uno más en Disneyland, y queda este ejemplar, en perfecto estado estético y mecánico.




Galaxie 500 Convertible — 1964, Ford Motor Co., USA.

Increíblemente suave y versátil, fue condecorado —junto con toda la línea Ford ´64— como Auto del año.




Mustang Coupé — 1966, Ford Motor Co., USA.

Si al principio de este artículo dije que el Museo del Automóvil es el sueño húmedo de los amantes de los motores en general, el Mustang de 1966 (y técnicamente, cualquier ejemplar de toda esa década) es el que me hace empapar los calzones. Excelente elección de un conocedor.




Studebaker Dictador Business Coupé — 1936, Studebaker Corp., USA.

Como el ave Fénix, la compañía regresó a la vida tras declararse en quiebra en 1933, y lo hizo de una forma imponente, con modelos incisivos que contrastaban la tendencia clásica de la época.




Studebaker Golden Hawk — 1957, Studebaker Corp., USA.

Uno de los más poderosos ejemplares de la marca, siempre innovadora en cuanto a diseño y espacio interior.




Hudson Limousine — 1941, Hudson, USA.

Originaria de Detroit, Michigan, la Hudson nació en 1909 y se convirtió en una de las fábricas norteamericanas más grandes e importantes, algo que se manifiesta en el imponente y poderoso frente de este ejemplar.




Hudson Hornet Hollywood — 1952, Hudson, USA.

Once años después, el versátil titán seguía haciendo de las suyas gracias al motor Hornet, que dio importantes victorias a la marca. Desgraciadamente, su producción cesó en 1957.




A excepción del Mustang, yo haría algunos cambios a la lista, así que...¡qué demonios! aquí van los que elegiría:


Chrysler Airflow — 1935, Chrysler Corp., USA.

Polémico, dinámico y adelantado a su tiempo. Creo que sería un auto perfecto para mí (sí, el modesto no vino, pero estoy yo).




Lafayette Sedan — 1936, Nash Motors, USA.

Lujoso y caro, capaz de conquistarme con las líneas aerodinámicas de sus costados y el faro en el lado derecho del parabrisas.




Opel Olympia — 1939, General Motors Co., Alemania.

Ah caray...¿Un GM alemán? Sí, porque entre 1928 y 1929 la empresa norteamericana compró a la teutona, para fabricar esta belleza en honor a los Juegos Olímpicos Berlín 1936. Este fue el último modelo elaborado en Alemania antes del bombardeo de la fábrica durante la WWII, y probablemente este ejemplar sea el único existente en el mundo. ¿Alguien dijo "valor histórico"?




DeLorean DMC 12 — 1981, DeLorean Motors Co. LTD, Irlanda del Norte.

Cualquiera que haya crecido viendo la trilogía de Back to the future estará de acuerdo conmigo en que sería un placer subirse en él.




Cadillac Sedanetta — 1941, Chevrolet Co., USA.

Actitud badass, frente poderoso, un tono de azul completamente viril y los detalles rojos en los neumáticos y bajo los faros, me derriten.




Pierce-Arrow Sedan de luxe — 1936, Pierce-Arrow Motor-Car, USA.

Tan lujoso que fue la primera marca utilizada por la Casa Blanca para los actos oficiales del presidente. Además, su color verde bandera resalta perfectamente las finas líneas laterales.




Lincoln Continental Mark V — 1960, Ford Motor Co., USA.

Éste era del ex-presidente Adolfo López Mateos (la porra te saluda hasta allá donde te estés rostizando). Considero que yo lo merezco más, y fin de la discusión.




Mercedes Benz 190 SL — 1960, Daimler-Benz A.G., Alemania.

Elegante y aerodinámico, como para jugar a ser James Bond.




Jaguar XKE Roadster — 1963, Jaguar Cars Ltd, Inglaterra.

No soy fan del color blanco, pero combina perfecto con la línea minimalista y poderosa de esta bestia.




Packard Coupé Convertible — 1941, Packard Motor Car Co., USA.

Uno de solamente 300 que se fabricaron. Tiene una parrilla poco común, como suelen gustarme, y una sobriedad que contrasta perfecto con su pintura en rojo intenso.




¿Qué tal, les gustan? Apenas han visto 20 ejemplares, ¡esperen a ver los otros 95, que pueden encontrar en este enlace! o mejor aún, ¿por qué no aprovechan que se acerca el fin de semana y arman plan para conocerlos en vivo? El museo abre de martes a domingo con horario de 10:00 a 15:30; si van, les sugiero que lo hagan lo más temprano posible, porque si son fans clavados de la fotografía —como su servilleta— se van a aventar mínimo tres horas ahí.

La entrada cuesta 30 pesitos, y si llevan credencial de estudiante o maestro, son menores de 12 años o adultos mayores, pagan la mitad. Además, por 10 pesitos extra al costo de su entrada les dan visita guiada, programada para las 13:00 horas, que lo vale totalmente.

Lo encuentran en la avenida División del Norte número 3572, colonia San Pablo Tepetlapa, delegación Coyoacán. Les queda super bien la estación Nezahualpilli del Tren Ligero, y (tip, por si llegan con hambre) pueden echarse unos ricos tacos de mixiote antes de entrar.

¿Qué más necesitan para que se les despierte el antojo?




Now Watching: FC Juárez vs Chivas


Saludos Enfermos.


0 han opinado. ¡Da click y hazlo también!: